domingo, 15 de abril de 2012

SECUELAS

Presten atención a lo que les pasa a los chicos. Ni diez adolescencias felices alcanzan para reparar una niñez triste o problemática.

9 comentarios:

SIL ♥ dijo...

Sabias palabras las suyas...

Horacio dijo...

no sabés cuánto me gustaría no saberlo

SIL ♥ dijo...

Y a mí no afirmarlo...

Pero, también es cierto que padecer una niñez triste, traumática o dolorosa no determina el resto de la vida, afortunadamente se puede modificar o aprender a transformarlo en aprendizaje. Por esas cosas, vale la pena seguir intentando.

SIL ♥ dijo...

(Y me hacés poner seria, che)

Horacio dijo...

sos una persona seria

solemne diría yo

:)

SIL ♥ dijo...

Abrazoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Horacio dijo...

besosss!!!

Gustavo dijo...

Es verdad, míralo a Riquelme

Horacio dijo...

pero está felí